martes, 11 de junio de 2013

Xbox One necesitará una conexión "casi" constante a la Web

Cuando realizamos la comparativa técnica entre la Xbox One y la PlayStation 4, con la información que había revelado Microsoft hasta ese punto se determinó que la consola no necesitaría una conexión constante a la Web, pero que sí necesitaría de una conexión para obtener actualizaciones y realizar verificaciones adicionales. Bien, en las últimas horas Redmond publicó más detalles sobre el tiempo entre chequeos para la Xbox One, y lamentablemente, no es bonito: La consola permitirá un máximo de 24 horas para jugar offline, y si nos conectamos en la consola de un amigo, la verificación se hará una vez por hora.

Ver todo



Las sospechas se habían instalado hace un buen tiempo. La mayoría de los dispositivos están cada vez más conectados, y la tendencia hacia la nube que han demostrado las últimas consolas inevitablemente nos hicieron pensar que la próxima generación tendría una dependencia de la Web aún mayor. En el caso de la Xbox One, los rumores más amargos se enfocaron en la necesidad de una conexión constante, a modo de DRM para verificar licencias y la integridad de los juegos. Durante la presentación de la consola, llamó mucho la atención la falta de precisiones por parte de Microsoft. Rápidamente dijeron que no se necesitaba una conexión constante, pero con todo lo que tiene para ofrecer Xbox Live, el acceso a la Web sería requerido de una forma u otra. Por más que Redmond insista, lo cierto es que Xbox Live pasa a un segundo plano cuando llega “la pregunta”: ¿Es necesaria una conexión a Internet para jugar en la Xbox One?
Todos estos requerimientos y reglamentos comienzan a 
fastidiar rápidamente a los usuarios

La página oficial de Xbox ha publicado datos adicionales, y la respuesta a dicha pregunta depende de cómo “vea uno el vaso”. Oficialmente, la Xbox One permitirá partidas offline por un período de 24 horas. Luego de ese tiempo, la ejecución de juegos quedará bloqueada hasta que la consola sea capaz de conectarse nuevamente, pero esto no afectará a las funciones de televisión, reproducción Blu-ray y DVD. En caso de que visitemos la casa de un amigo e ingresemos a su consola con nuestra cuenta para jugar (recuerda que habrá una copia de nuestros juegos en la nube), los números son aún peores, ya que la verificación pasa a ser una vez cada hora. Como si fuera poco, Microsoft también recomienda una velocidad mínima de conexión de 1.5 megabits por segundo. A modo de referencia, publicó que el promedio medido por la gente de Akamai es de 2.9 megabits por segundo, y también destaca que la consola es compatible con banda ancha móvil.

Estas absurdas restricciones en los tiempos de juego offline automáticamente nos llevan al delicado asunto de los juegos usados, o al menos, delicado para Microsoft y sus asociados. Esto se divide en dos: Qué decide Microsoft Studios, y qué decide el resto de las empresas. Por el lado de los juegos bajo el ala de Microsoft Studios, el usuario está habilitado tanto a regalar juegos como a canjearlos en comercios adheridos. Sobre el resto, cada empresa establecerá si permite la reventa de los juegos o no, los términos bajo los que se hacen los canjes, y si se debe pagar una cuota de transferencia. Microsoft ha dicho que no recibirá ni un centavo de todo este proceso, y aclara que los procedimientos de préstamo y alquiler de juegos no estarán disponibles cuando la consola llegue al mercado. En cuanto a regalar un juego en formato de disco, Microsoft impone dos reglas: Quien recibe el juego deberá estar en tu lista de amigos por treinta días como mínimo, y el traslado es “una vez por licencia”. O sea, que si tu amigo le quiere dar el juego que le regalaste a alguien más, o si desea canjearlo por otro título, no podrá hacerlo.
Habrá controles de privacidad para Kinect, pero debe permanecer en la consola

Si tienes invitados en tu casa, o algún miembro de tu familia desea jugar, todos podrán hacerlo sin ninguna clase de restricción desde tu propia Xbox One. Para el acceso compartido y remoto a la librería de juegos, Microsoft habilita un máximo de diez cuentas familiares por consola. Otro punto que ha recibido algunos ajustes es Kinect. La forma en que trabaja la nueva consola disparó algunas alarmas de privacidad muy serias, pero Microsoft anticipa que el usuario “tendrá el control” sobre los datos que Kinect registra. Obviamente habrá juegos que requerirán de la funcionalidad de Kinect, y existirá la posibilidad de “pausar” al accesorio... aunque deberá estar conectado sí o sí.

Para cerrar, Microsoft decide hacer algo dentro de todo esperado, y es abrir el paraguas. En uno de los párrafos publicados, explica que la empresa puede cambiar sus políticas, términos y servicios para reflejar el "feedback" que envíen tanto los usuarios como los socios comerciales, o para aplicar modificaciones y mejoras en sus servicios. Al mismo tiempo, se reserva el derecho de anular servicios y productos. Es...muy difícil todo esto. Prácticamente hay que ser un experto en comercio, telecomunicaciones, propiedad intelectual y políticas de privacidad para sentarse frente a la Xbox One.

Fuente: NeoTeo

0 comentarios:

Publicar un comentario

:-) :-S :-P :-[ :-D }:-] X* ;-D :-| :-} :*) :-( ;-) XD

Seguidores

Descargas Directas

Síguenos

Blog Archive

Muro de Lamentos

Siguenos en Twitter

Con la tecnología de Blogger.

Afiliate y Enlazanos !!

Death Metal

Trailers de Juegos

MusicPlaylist

Music Playlist at MixPod.com

AFILIDADOS

Juegos

Hosting Peru

Mi Ping en TotalPing.com

Entradas Populares del Mes